Spanish English German French Dutch Italian Russian

Entrada

22
DIC
2014

Baterías y acumuladores: claves en el éxito de la transición energética

BateriasSin acumuladores inteligentes no habrá transición energética: la tecnología de baterías y acumuladores de energía es fundamental para permitir el aprovechamiento de una energía renovable sujeta a fluctuaciones. La feria especializada Electrical Energy Storage (ees) concede los ees Award a las innovaciones más interesantes del sector. A partir del 2 de febrero de 2015, las empresas pueden presentar sus candidaturas para optar al premio.

El papel clave de las baterías y acumuladores de energía convierte a las tecnologías de almacenamiento en un mercado de crecimiento. Según la empresa de investigación de mercados Navigant Research, en los próximos diez años se instalarán en todo el mundo acumuladores con una potencia total de 21,8 gigavatios (GW), tanto grandes sistemas para uso comercial como acumuladores de baterías para instalaciones solares particulares. De acuerdo con las estimaciones, en este periodo se construirán centrales fotovoltaicas y de energía eólica con una potencia de 1.300 GW. Por eso, los acumuladores tendrán una gran importancia para la organización de las redes eléctricas, y los acumuladores fotovoltaicos para uso particular tendrán subvenciones estatales en Alemania y Japón, entre otros países, es decir, que se trata de un sector en auge. Las innovaciones en dicho sector serán galardonadas con el ees Award en Intersolar Europe, que se celebra junto con Electrical Energy Storage (ees). Con él se premian por segunda vez los productos y soluciones más destacados elegidos entre los expositores de ambas ferias especializadas en las áreas materiales, fabricación, técnica de sistemas, aplicaciones, reutilización y reciclaje. Las empresas pueden presentar sus candidaturas desde el 2 de febrero de 2015 hasta el 27 de marzo de 2015.

Desde celdas de batería sueltas hasta mega acumuladores
Las soluciones del sector se emplean en los más diversos sistemas y tamaños, empezando por los sistemas de almacenamiento de baterías para uso particular. El récord de tamaño lo ostenta en la actualidad la empresa china BYD: en otoño de 2014 conectó a la red un acumulador con una capacidad de 40 megavatios-hora (MWh), el mayor que se había utilizado nunca en el ámbito comercial. Southern California Edison utiliza para el último acumulador de 32 MWh que ha puesto en funcionamiento las mismas celdas de batería que emplea General Motors para su coche eléctrico Volt. El proyecto de investigación alemán ‘e-SolCar’ demuestra cómo los vehículos eléctricos pueden utilizarse como acumuladores de energía rodantes y, de ese modo, contribuir a aumentar la estabilidad de la red.

Otros planteamientos aprovechan la fuerza del grupo. Miles de baterías, controladas por soluciones de TI ya existentes en el mercado, se pueden combinar para formar una central de energía virtual que permite aligerar la red. Esto da lugar a nuevos modelos comerciales: los propietarios de las baterías podrían conseguir que se les devuelvan las cuotas de uso de la red que se ahorra gracias a ellas, o vender en los mercados spot el excedente de electricidad. Los acumuladores en enjambre permiten también proporcionar energía de reserva gracias a la agrupación de los acumuladores de baterías.

Otro ejemplo de las actuales tecnologías del sector: en parques de acumuladores locales de uso compartido por varias viviendas o comercios, los sistemas de baterías permiten flexibilidad a la hora de conectarlos o no. Resultado: aumenta la autonomía y el autoconsumo resulta aún más lucrativo. Actualmente, un consorcio internacional piensa en este modelo a lo grande: está desarrollando soluciones con las que los proveedores de energía podrán suministrar electricidad a barrios enteros con una combinación de acumuladores de baterías y energía fotovoltaica.

Fuente: Energética XXI

comment : 0