Spanish English German French Dutch Italian Russian

Entrada

08
OCT
2014

Biomasa, la energía renovable con mayor proyección

PelletsEl organismo, que ha lanzado REmap 2030, un plan de acción global para el modelo energético en el futuro, prevé un “rol primordial” para la biomasa, siempre y cuando sean introducidas las tecnologías “modernas y sostenibles” que propone al respecto en el documento, bautizado como ‘Global Bioenergy Supply and Demand Projections for the Year 2030’.

La demanda mundial de biomasa como fuente de energía podría llegar a los 108 exajulios en 2030, una cantidad equivalente al 20 por ciento del suministro energético primario total y al 60 por ciento del consumo energético renovable, según se desprende de las conclusiones de un informe presentado por la Agencia Internacional de las Energía Renovable (IRENA, en inglés).

El organismo, que ha lanzado REmap 2030, un plan de acción global para el modelo energético en el futuro, prevé un “rol primordial” para la biomasa, siempre y cuando sean introducidas las tecnologías “modernas y sostenibles” que propone al respecto en el documento, bautizado como ‘Global Bioenergy Supply and Demand Projections for the Year 2030’.

De cara a ese potencial escenario, la IRENA estima que, del total de 108 exajulios, un 40 por ciento sería generado a partir de residuos procedentes del sector agrícola, de coste “mucho menor” al que exigen los cultivos energéticos. Además, habría un 30 por ciento adicional que provendría de productos forestales sostenibles.

“PODRÍA CONVERTIRSE EN UN ACTOR DECISIVO”

En el informe, el organismo asegura que, si se mantienen las políticas que ya aplican en la actualidad los países e instituciones, el peso que el conjunto de las energías renovables tiene en el mix mundial solo pasaría del 18 al 21 por ciento de aquí a 2030.

En su opinión, de aplicarse tecnologías “ya disponibles” en la actualidad sobre eficiencia energética o el acceso a la energía, ese 18 por ciento podría duplicarse hasta un 36 por ciento e “incluso más”. No obstante, esto último exigiría una reflexión “más allá de lo convencional”, hitos tecnológicos, así como un “cambio social” liderado por los propios consumidores.

“Una biomasa basada en residuos y en una tecnología más eficiente podría convertir a la bioenergía sostenible en un actor decisivo en el mix energético global, reduciendo la contaminación del aire y contribuyendo a salvar vidas”, ha destacado el director de Innovación y Tecnología de IRENA, Dolf Gielen.

AMIGOS DE LA TIERRA PIDE RESTRICCIONES

Por el contrario, Amigos de la Tierra ha difundido este miércoles el informe ‘Quemando Tierra’, en el que ha reclamado la introducción de “grandes restricciones” en la Unión Europea para el sector de la biomasa; una fuente energética que implica un “uso excesivo” de tierras cultivables y forestales.

La investigación, encargada a la Universidad de Viena, cifra en 45 millones las hectáreas de huella de suelo que exigió el uso de bioenergía en la Unión Europea durante 2010, una superficie equivalente al área de Suecia.

De mantenerse la tendencia actual, la organización espera que el consumo a nivel comunitario aumente un 58 por ciento hacia 2013, lo que implicaría el uso de una superficie de 70 millones de hectáreas, lo mismo que Suecia y Polonia juntas.

Según la ONG, la mayor demanda de suelo para la producción de bioenergía que ha generado la actual política de subsidios de las autoridades comunitarias está causando deforestación, pérdida de biodiversidad, acaparamiento de tierras, así como un aumento del precio de la comida que podría poner en riesgo la seguridad alimentaria global.

Fuente: Ecoticias

comment : 0