Spanish English German French Dutch Italian Russian

Entrada

11
MAR
2014

¿Cómo elegir un ordenador eficiente?

Energy StarCuando tengas que comprar un ordenador, ya sea un PC, un portátil o una tablet, ten en cuenta criterios verdes. Así conseguirás disminuir tu factura de la electricidad y además  evitarás la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. ¡Marca la diferencia!

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) creó en 1992 el programa ENERGY STAR, con el fin de promover los productos eléctricos con consumo energético eficiente de electricidad y reducir los GEI. Según un estudio reciente, si en todas las casas y oficinas de los Estados Unidos se hubiera comprado un ordenador con esta etiqueta, los costes en energía podrían suponer un ahorro conjunto de hasta 1,8 billones de dólares anuales y se reducirían las emisiones de GEI equivalentes a más de dos millones de vehículos.

¿Cómo elegir?

Por lo tanto, antes de decidirte por uno de los diversos modelos disponibles en el mercado asegúrate de conocer cuáles son tus necesidades: cuánto tiempo y dónde lo usarás, qué tipo de aplicaciones instalarás, etc. Si no te haces esta pregunta puede que te equivoques en la elección del ordenador y que este emplee más recursos de los necesarios.

¿No tienes claro si necesitas un ordenador de sobremesa, un portátil o una tablet? Ante las mismas especificaciones técnicas, opta por el portátil ya que consume menos energía. Para un uso doméstico y de ocio puntual, una tablet será suficiente.

Por otro lado, si lo que necesitas es un monitor, no lo dudes, elige uno que tenga el sello de aprobación de ENERGY STAR, ya que usan entre un 25 y un 60% menos de electricidad que la mayoría de los monitores estándar. En este capítulo, los monitores LED, son los más eficientes y son la mejor opción cuando estés buscando una pantalla grande.

En cuanto a las tarjetas gráficas, consumen mucha energía por lo que, si no necesitas una con mucha potencia, es mejor no abusar de ellas.

Uso eficiente

Además de las propias características de los equipos, el modo de usarlo también repercute directamente en el consumo energético. Por lo tanto, una vez seleccionado, deberán tenerse en consideración diversos parámetros.

Por una parte, en aquellos casos en los que el ordenador permanece fuera de uso durante largos períodos de tiempo, resulta conveniente activar el modo de hibernación o, incluso, apagar el monitor. Los diferentes sistemas operativos disponen de métodos para activar la hibernación o el apagado pasado un determinado tiempo.

Por otro lado, medidas como reducir el brillo del monitor, desconectar los dispositivos inalámbricos (Wi-Fi, bluetooth), utilizar programas sencillos, mantener el sistema limpio de programas espía, cuidar la batería, optimizar el ventilador o recurrir a un equipo multifunción, contribuirán a gastar menos.

Tampoco hay que olvidarse de los periféricos (impresoras, escáneres, etc.) que se deben mantener apagados, salvo cuando los vayas a utilizar.

Con lo que cuesta el recibo de la luz no podemos desperdiciar la energía cada vez que apretamos el botón de encendido de nuestro ordenador. Más de la mitad de la energía que consumen no se destina al trabajo de sus componentes, sino que se pierde, por eso es clave elegir el ordenador con la máxima eficiencia energética.

Fuente: TwenergyEnergy Star

comment : 0