Spanish English German French Dutch Italian Russian

Entrada

29
ABR
2014

El consumo eléctrico remonta lentamente aunque no volverá a niveles precrisis hasta 2017

Torre de alta tensiónEl consumo eléctrico se irá recuperando lentamente en los próximos tres años con incrementos que no llegaran al 1,5% y harán que en 2017 la demanda se mueva en niveles similares a los de 2007, antes del inicio de la crisis.

Según las previsiones elaboradas por Red Eléctrica y recogidas en un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en un escenario intermedio la demanda de electricidad peninsular comenzará a crecer este año, un 1,2%, y continuará aumentando aunque de forma muy moderada: un 0,5% en 2015, un 1,4% en 2016 y un 1,1% en 2017.

Con esta evolución, en cifras absolutas, el consumo peninsular en 2017 rondará los 258.000 gigavatios-hora (GWh) aún por debajo de los 261.273 GWh con los que se cerró 2007.

Desde 2009, la demanda eléctrica, que venía creciendo a una tasa anual del 4% y que es un importante indicador de la marcha de la economía, cayó todos los años, a excepción de 2010, hasta situarse en niveles de 2005.

La previsión de la demanda para el periodo 2013-2017, en línea con el escenario económico esperado, considera una nueva caída en el año en curso y una recuperación moderada en los siguientes“, apuntó la CNMC que advirtió, no obstante, de las dificultades para elaborar estas previsiones.

“Existe una elevada incertidumbre sobre la evolución que sufrirá la demanda eléctrica en los próximos años por efecto de la actividad económica”, señaló.

Junto al escenario medio, Red Eléctrica dibujó otro inferior, en el que la demanda se mantendría en 246.000 GWh hasta 2017, y otro superior, en el que crecería algo más a partir de 2016 y alcanza los 262.000 GWh en 2017, niveles que tenía en 2008.

Con estas previsiones de demanda, el informe de la CNMC también apuntó a escenarios de oferta, es decir de necesidades de centrales productoras de energía eléctrica, donde también advirtió de las “elevadas incertidumbres” existentes.

En este punto, señaló dos escenarios, uno con la información remitida por promotores y otro con la de Red Eléctrica, ambos con más cierres de centrales que aperturas “por lo que la potencia instalada en la Península en 2017 será inferior a la de 2012” que cerró con 107.104 megavatios (MW)de potencia instalada.

“Se prevé el posible cierre de una central nuclear y la desaparición de las instalaciones de fuel/gas y algunos carbones en los próximos dos o tres años, así como, la retirada de potencia equivalente a dos grupos de ciclo combinado de 400 MW”, señaló el informe.

En cuanto al régimen especial, donde se engloban las renovables, se prevé también un estancamiento en la potencia. “El régimen especial peninsular podría aportar en 2017 casi un 41% de la demanda, aproximadamente el mismo porcentaje que en 2012”.

Fuente: Energía Diario

comment : 0