Spanish English German French Dutch Italian Russian

Entrada

09
AGO
2013

Los nuevos peajes incrementan de forma muy importante el gasto en potencia contratada

Según los análisis de la consultoría Ipsom los nuevos peajes vigentes desde el 3 de agosto incrementan de forma muy importante el gasto en potencia contratada. Así una acometida 6.1 incrementa un 115% y una 3.0 un 152% y un 77% la tarifa doméstica. Un cliente de 800 Kw pagará 45 mil euros más al año, uno de 50 Kw 3,9 mil euros más, un cliente doméstico a partir de 170 euros más, …

Un apunte importante a tener en cuenta: el importe que se paga de potencia está íntegramente regulado por el gobierno, por lo tanto, si uno quiere calcular cómo le afecta, tan solo debe ubicar el tipo de suministro e incrementar el % correspondiente. No ocurre lo mismo con el precio al que se paga los kWh que consume. La parte afectada es la correspondiente a la regulación del gobierno y representa aproximadamente un 30% del total. Para saber cuánto bajará el precio del kWh hay que calcular el % de reducción sobre el 30% de nuestro precio…

Cuando se da de alta un nuevo suministro, no se sabe cuál es la potencia que realmente uno va a demandar a lo largo del año y, en la gran mayoría de ocasiones, a falta de datos reales se sobredimensiona. También se debe recalcular la potencia que se tiene contratada cuando ha habido variaciones significativas en el consumo. Si esto era cierto hasta ahora, con la Reforma lo es más que nunca, ya uno no puede permitirse tener la potencia mal dimensionada, el coste es demasiado alto.

Todas las tarifas de alta tensión pasan a tener la potencia mal optimizada con el nuevo cálculo.

La potencia óptima es la que minimiza el coste por este concepto tomando el horizonte temporal de un año. Un ‘consejo’ común de las comercializadoras de energía es: contratar la máxima potencia que se demanda en un año, así nunca se pagan excesos. Esto es falso. A lo largo del año se necesita potencias muy distintas (en función de la temperatura, de nuestra producción…) y puede ser muy rentable pagar algunos meses excesos de potencia a cambio de disminuir su coste el resto de meses.

Para el cálculo correcto, es imprescindible tener la potencia realmente demandada durante 12 meses y considerar la curva cuartohoraria (para Alta tensión) o los maxímetros (para baja tensión)

La consultoría Ipsom dispone de herramientas de cálculo para la optimización automática de la potencia y el control de factura con total precisión.

by :
comment : 0